Únete a los más de 155,000 seguidores de IMP

www.automatizacionweb.com
Danfoss SER

El hidrógeno verde se ha de utilizar y producir con inteligencia para aprovechar todo su potencial, según Danfoss

El hidrógeno verde se debe producir de manera eficiente para minimizar los costes de producción y la demanda de renovables.

El hidrógeno verde se ha de utilizar y producir con inteligencia para aprovechar todo su potencial, según Danfoss

Un nuevo informe de Danfoss Impact revela que, ante la previsión de que la producción de hidrógeno consuma más de la mitad de la demanda de electricidad en 2050, la eficiencia energética es primordial para su producción. Se han de dar pasos decisivos para aumentar su producción destinada a sectores difíciles de descarbonizar sin que ello imponga una presión inmanejable sobre la producción de energía renovable o los recursos financieros.

Danfoss aboga por un enfoque con matices del hidrógeno verde, ya que desempeñará un papel fundamental en la transición hacia el abandono de los combustibles fósiles. Sin embargo, hay que centrarse más en cómo utilizar y producir hidrógeno verde de la manera más eficiente, reduciendo los costes y la demanda de energías renovables.

Un aspecto crucial es que la producción de hidrógeno debería ser reconocida como un recurso limitado que debe asignarse estratégicamente a sectores que, de lo contrario, son difíciles de descarbonizar como la industria pesada y el transporte a larga distancia.

"El potencial del hidrógeno como portador de energía limpia es inmenso", declaró Mika Kulju, Presidente de Danfoss Power Electronics and Drives. "Pero se debe producir eficientemente para minimizar los costes y necesitamos desarrollarlo con sentido común. Es fundamental lograr el máximo impacto, y para ello el hidrógeno verde se debería introducir en sectores cuyas alternativas a los combustibles fósiles son limitadas, asegurando así la máxima reducción de las emisiones de gases invernadero”.
 
Dado que la producción de hidrógeno verde requiere cantidades inmensas de electricidad, la eficiencia energética durante su producción es vital para su sostenibilidad. Si bien los actuales procesos de conversión de hidrógeno verde acarrean una pérdida de energía aproximada del 30%, la tecnología existente puede minimizar esta pérdida. Por ejemplo, los convertidores eficientes que convierten la corriente alterna (CA) en corriente continua (CC) para electrolizadores pueden incrementar la eficiencia de producción total del orden del 1%. Aunque parezca poco, un ahorro del 1% de la demanda de electricidad en 2050 por el hidrógeno es suficiente para suministrar electricidad a Londres durante casi cuatro años.
 
El hidrógeno sigue siendo una promesa relevante para las estrategias climáticas en muchos países y se han puesto en marcha planes con una sustancial financiación a nivel global. Sin embargo es necesario actuar con rapidez. Para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, la capacidad de electrólisis global debe superar los 550 GW en 2030. La producción de hidrógeno verde puede crecer enormemente en 2030, pero los problemas de costes están dificultando su despliegue.
 
De hecho, se estima que la capacidad de la energía renovable basada en el hidrógeno aumente en 45 GW entre 2022 y 2028, alrededor del 35% por debajo de la previsión de hace un año debido al lento avance de su implementación en el mundo real, tal como señaló la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su informe más reciente sobre Renovables.
 
“El hidrógeno no es la solución definitiva, pero necesitamos acelerar la producción rentable de hidrógeno verde, porque no cabe duda de que el hidrógeno será una parte decisiva en la transición ecológica”, declaró Mika Kulju.
 
Recuperar el exceso de calor de la electrólisis es otra medida vital para la eficiencia energética. La producción de energía crea un enorme exceso de calor. Tan sólo en la UE se pueden recuperar unos 114 TWh ya en 2030, suficiente para cubrir más de dos veces las necesidades actuales de calefacción de Alemania.
 
Mika Kulju añadió: “El potencial de recuperación del exceso de calor de la electrólisis es tan gigantesco que sería un gran error no tenerlo en cuenta al planificar la futura infraestructura energética. Por eso es vital establecer el marco regulatorio y económico adecuado para un despliegue eficiente y a gran escala del hidrógeno”.

El nuevo informe de Danfoss Impact, titulado “Green hydrogen: A critical balancing act”, presenta un enfoque equilibrado al hidrógeno en el que la eficiencia y la rentabilidad son aspectos clave. 

Puntos clave:
  • En 2050, la producción de hidrógeno necesitará más de la mitad de la demanda total de electricidad en la actualidad.
  • El hidrógeno verde se debería considerar un recurso limitado y prioritario para sectores difíciles de descarbonizar. 
  • El hidrógeno sigue concentrado actualmente en aplicaciones tradicionales, pero es necesario acelerar su implementación en sectores difíciles de descarbonizar, como la industria pesada y el transporte a larga distancia.
  • El hidrógeno verde se debe producir de manera eficiente minimizando el coste, la pérdida de energía y la demanda de energía de su producción. 
  • La conversión de la electricidad en hidrógeno crea en la actualidad una pérdida de energía del 30% aproximadamente pero existen tecnologías ya disponibles para reducir esta pérdida. 
Descargue el informe completo de Danfoss Impact.

www.danfoss.com

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 155,000 seguidores de IMP